Cinco alergias típicas del verano

gty_grass_allergy_jt_120423_wg

El verano es sinónimo de descanso pero no por eso bajes la guardia, pues las alergias están a la orden del día y pueden estropearte tus vacaciones por un descuido.

Según el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología, hay cinco tipos de alergia a las que hay que prestar especial atención durante la estación veraniega:

1. A los insectos.

Se recomienda tener precaución al consumir refrescos y otras bebidas edulcoradas al aire libre, ya que atraen insectos causantes de picaduras y alergias como las avispas y abejas. Dado que la reacción alérgica a una picadura puede ser mortal, las personas sensibles deben consultar al alergólogo si les convendría llevar consigo epinefrina cuando salen de vacaciones al campo o a la playa.

2. Al cloro. 

Este producto químico usado en el mantenimiento de las piscinas causa asma en ciertas personas.

3. Al humo de las barbacoas y las hogueras. 

Que también puede causar un ataque de asma. Las personas sensibles deben colocarse en contra del viento.

4. A los cambios de tiempo. 

Sobre todo cuando se producen cambios en la dirección en que sopla el viento, que hace circular abundante polen y moho que desencadena reacciones alérgicas.

5. A la fruta. 

Frutas típicamente veraniegas como los melocotones y el melón pueden generar picor y erupciones en la boca, especialmente en personas que padecen alergia al polen.